FRECUENCIAS DE BRILLO es un poderoso trabajo de energía multidimensional que nos ayuda a conectarnos más plenamente con nuestra divinidad. Esto nos permite dejar de lado creencias, sentimientos y comportamientos limitantes que han creado tensión, dolor y enfermedad en nuestras vidas.

El proceso de sanación opera fuera de las energías de tercera dimensión. Trabajando más allá de la ilusión y la limitación de las energías de la tercera dimensión, el trabajo abre los aspectos elevados del Ser a través de los espacios de 4ª / 5ª / 6ª dimensión. Esto hace posible que la sanación avanzada tenga lugar siendo la luz del Ser, sanando al Ser. La parte más hermosa de este trabajo es que pasa por alto la mente del ego – sin que la mente del ego interfiera, durante la sesión se hace posible un mayor potencial de sanación.

La técnica de Frecuencias de Brillo implica un método preciso de toques sutiles en patrones secuenciales en  varios puntos del cuerpo denominados “portales”. A medida que se abren los portales, se realiza un ajuste fino o despertar a nivel celular. La información del “plan divino” para la vida comienza a expresarse en las células, el cuerpo y el Ser Espiritual.

Cada uno de nosotros tiene dentro de nosotros, un potencial ilimitado puro para vivir, amar y sanarnos a nosotros mismos. El trabajo Frecuencias activa este potencial. Nos conecta más plenamente con nuestra “unicidad divina”. Es desde esta conexión que traemos más conscientes presencia, alegría y salud a nuestras vidas.

Frecuencias de Brillo es una modalidad de sanación de vanguardia que ha sido específicamente ofrecida al planeta por los Pleyadianos para permitirnos acelerar nuestro recuerdo y despertar a la verdad fundamental de quienes somos.

A medida que nos movemos a través del Cambio, es primordial que volvamos a nuestra plenitud espiritual natural. Para lograr esto, primero necesitamos sanar las heridas emocionales que han estado enterradas durante mucho tiempo en nuestra estructura celular.

La sesión de Frecuencias de brillo es un proceso que nos permite identificar, reconocer y liberar la congestión emocional que se ha acumulado durante eones de vidas.

Porque cada uno de nosotros es diferente, no hay dos sesiones que sean iguales. Los cambios tienen lugar con cada sesión, al terminar cada sesión hay  un nuevo comienzo en la persona que ha recibido la sesión renaciendo con la energía de cada sesión durante días, y posiblemente las semanas siguientes. Estará sanando y desplegando dentro de si misma, naciendo a una nueva comprensión de la verdad y la claridad. Hay una conexión que se de pliega en cada sesión que continuará creando la sanaciónen cada persona.

A medida que la densidad en las células comienza a liberarse, la frecuencia en nuestras células también comienza a cambiar, permitiendo que nuestra propia firma única, o frecuencia de luz, surja. Cuando esto ocurre, podemos volver a experimentar una conexión consciente con los Pleyadianos y otros miembros de los Reinos Espirituales,  realineándonos también  con nuestra propia guía de fuente divina.

La claridad, una comprensión de nuestra propia misión de vida y una nueva comprensión del propósito superior de nuestros papeles aquí durante este tiempo importante del Cambio son algunos de los muchos beneficios que se derivan de este proceso de auto-sanación.